viernes, 6 de marzo de 2015

Valencia de Don Juan merece un ayuntamiento transparente

La candidatura socialista propone un Ayuntamiento transparente


La candidatura socialista al Ayuntamiento de Valencia de Don Juan considera que los ciudadanos tienen derecho a fiscalizar y controlar las acciones de sus representantes políticos, así como participar activamente en la toma de decisiones que les afectan día a día, algo que durante 20 años se han afanado en que no ocurra.
Hará públicas las actas de los Plenos y Juntas de Gobierno Local para que los ciudadanos puedan fiscalizar hasta el último euro que gaste el Ayuntamiento
Para superar la opacidad actual del Ayuntamiento y la mediocridad de la página web, que solo sirve para la propaganda política y no para que los ciudadanos puedan realizar sus trámites, los socialistas colgarán en la página web los audios y las actas de las sesiones plenarias, además de publicar las de la Junta Gobierno Local, donde se aprueban todas las facturas que abona el Ayuntamiento, lo que permitirá a los ciudadanos fiscalizar hasta el último euro que se gasta del presupuesto.

En aras a la eficiencia económica, los socialistas suprimirán la Junta de Coordinación de Concejalías Delegadas, órgano ideado por Martínez Majo esta última legislatura, en el cual se reúne con sus propios concejales del PP sin funcionario alguno que dé fe y que ha supuesto a los vecinos 67.200 euros esta legislatura y que no tiene ninguna competencia ejecutiva ni de control, lo que revela que es un órgano creado únicamente para cobrar la asistencia al mismo.
Suprimirá el innecesario órgano en el que se reúnen los concejales del PP y que ha supuesto a los vecinos 67.200 euros esta legislatura
Los socialistas regularizarán las asignaciones que reciben los concejales, volviendo a la estricta legalidad vigente para evitar, como actualmente ocurre, que los concejales del Equipo de Gobierno camuflen un sueldo evitando las incompatibilidades del mismo. Paralelamente, los grupos políticos deberán rendir cuentas de las asignaciones que perciban para su funcionamiento, cosa que actualmente no está ocurriendo.

En otro orden de cosas, los socialistas cerrarán la Caja municipal para que el dinero no siga circulando en metálico por el Ayuntamiento ni se vuelvan a repetir irregularidades contables de más de 25.000 euros por culpa de la negligencia política de los representantes ciudadanos.
Se harán públicas las asignaciones a los políticos, los Grupos deberán rendir cuentas y se cerrará la Caja municipal para que la transparencia, la honradez y la eficacia no sean solo un eslogan

Por último, los socialistas aplicarán las ordenanzas ya aprobadas de pago de tributos telemático y la administración electrónica, lo que facilitará a los ciudadanos las gestiones en el Ayuntamiento, puesto que es un derecho que tienen desde 2009 y que la desidia del Acalde y la incompetencia del concejal de Nuevas Tecnologías les ha privado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada